Volver a Empezar

Por diez años Tomás Edison intentó construir una batería de almacenaje de cargas eléctricas.

Sus esfuerzos, estrangularon en gran medida sus finanzas. En Diciembre de 1914, una combustión espontánea en su estudio casi lo llevó a la ruina. En minutos todos los compuestos empacados para discos o cintas y otras sustancias inflamables ardieron en llamas. Aunque los departamentos de bomberos vinieron de ocho pueblos circundantes, el intenso calor y la poca presión de agua provocaron que fuera inútil extinguir las llamas.

Todo quedó destruido. El daño excedía a los dos millones de dólares, los edificios de cemento que se consideraban construidos a prueba de fuego, estaban asegurados apenas por la décima parte de esa cantidad.

Charles, el hijo del inventor, buscó con desesperación a su padre, temeroso de que su espíritu resultara dañado. Finalmente lo encontró contemplando con serenidad el fuego.  su rostro resplandecía mientras reflexionaba. “Mi corazón se dolía por él”, decía Charles. “Él tenía sesenta años, ya no era un joven y todo ardía en llamas”.

En la mañana siguiente, Edison contempló las ruinas y exclamó: “Hay algo valioso con el desastre. Se quemaron todos nuestros errores. Gracias a Dios podemos comenzar de nuevo.”

Tres semanas después del incendio, Edison se las ingenió para inventar el primer fonógrafo.
Con cada nuevo día, tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo.

*******
¿Te has puesto a pensar como tú estarías si las cosas en el pasado hubieran sido diferentes? Si hubieras terminado la escuela, si hubieras tomado otra decisión de acuerdo a los negocios, si no hubieras rechazado la oferta que te hicieron en el pasado, etc…

Avece pensamos, ¿Cómo serían las cosas si en vez de vivir aquí estuviera viviendo en otro estado o país?

Cuando yo era niño, viviendo en Puerto Rico, mi padre fue a Nueva York para trabajar como emigrante. Él consiguió una casa y le envió un dinero a mi madre para que comprara los pasajes y se mudara a NY con todos nosotros. Pero unos meses antes mi padre había estropeado el auto de su tío, y mi madre, en vez de comprar los pasajes, le pagó la deuda al tío de mi padre. En una ocasión yo le dije a mis esposa; “Si mi madre hubiera comprado los pasajes para NY yo me hubiera criado aprendiendo un mejor inglés, y talvez hubiera realizado mi sueño de ser actor y cantante.” A lo que mi esposa me dice; “Si hubiera sido así no nos hubiésemos conocido.”

Cuando nos ponemos a pensar el cómo serían las cosas si hubiéramos tomado otras decisiones en nuestra vida, nos damos cuenta que, muchas veces, hubiéramos cometido un error. Hay ocasiones en las que nuestras decisiones nos pueden ayudar a superarnos, pero otras nos quitan una gran bendición en nuestra vida.

Por eso es que el ser humano tiene que poner todos sus planes en las manos de Dios. Él sabe lo que nos conviene y hasta donde podemos llegar.

Si yo me hubiera criado en NY talvez hubiera logrado mi sueño de ser actor de cine, hubiera hecho varias películas, hubiera grabado varios discos, talvez tuviera una mansión por casa con carros de último modelo, pero de seguro no hubiera conocido al Señor de la forma en que lo conozco. Ahora mismo, talvez, no estuviera escribiendo palabras de reflexiones para ustedes. Talvez en vez de una esposa hubiera tenido varias esposas, con varios divorcios sobre mí, con hijos desenfrenados, sin Cristo, y regando hijos por todos lados. Talvez hubiera sido un hombre irresponsable. Pero Dios no quiso que así fuera.

Seamos agradecidos con lo que tenemos y con lo que nos pase. Porque sabemos que si tenemos al Señor a nuestro lado, todo lo que nos ocurra viene con un propósito. Él no nos desampara, ni nos desatiende. Cuando vemos que las cosas se ven mal, es porque el Señor está trabajando, y a su tiempo y en su voluntad él nos presentará su plan y el porqué de las cosas. Entonces veremos la gloria de Dios.

No te preocupes por lo que estés pasando, Dios tiene un plan, y solamente él sabe cómo preparar ese plan, aunque no lo entendamos.

Romanos 8:28  Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Habacuc 3:17-18 Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento,  Y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales;  con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación.

Efesios 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.


Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderBorrar
  2. Siempre he pensado si cometí un error dejando en puerto rico un pedazo de mi corazón para venir a los Estados Unidos en un momento de desesperación, ahora estoy segura que estaba en el plan de Dios que estuviera aquí para conocer a Jesucristo como mi Salvador y que mis hijos en el tiempo de Dios serán salvos también porque yo y mi casa serviremos al Señor, hoy más que segura estoy que de haberme quedado en puerto rico jamás hubiera conocido al Señor

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Paralítico de Betesda

La Caja Llena de Besos

Confianza - En las Manos de Dios