Las Tres Bardas

Un discípulo llego muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera:

- Maestro, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia.

Sócrates lo interrumpió diciendo: - Espera, ¿Ya pasaste por las tres bardas lo que me vas a decir?

- ¿Las tres bardas?

- Si -replicó Sócrates- La primera es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?

- No, lo oí decir a unos vecinos.

- Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda Barda que es la BONDAD, ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?

 - No, en realidad no, al contrario.

- ¡Ah! -interrumpió Sócrates- Entonces vamos a la Ultima Barda ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?

 - Para ser sincero, no, necesario no es.

- Entonces -sonrió el sabio- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido.

*******

¡Qué mucho le gusta a la gente estar en bochinches y chismerías! Si no tienen de que hablar buscan de que hablar, y si no encuentran se lo inventan.

Lo triste de esto es que a la gente le gustan los chismes, solamente si es algo negativo. Mientras que lo que se va a decir sea positivo a la gente no le interesa tanto, pero si es negativo se riega como pólvora. Hoy día se riega más todavía, porque utilizan el internet, la cual llega hasta la luna.

Dice el libro de Santiago 3:5-6Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.”

Yo no entiendo porque la gente no habla de las grandes cosas que hace el Señor. Desde luego, yo no incluyo a todo el mundo, porque hay quienes prefieren hablar de las grandezas que Dios ha hecho, en vez de estar con bochinches.

Dios quiere que nosotros hablemos de sus maravillas, de sus grandezas, como dice en Lucas 8:39 “Vuélvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo…”

Hay quienes se sienten religiosos, pero solamente cuando están en el templo, porque cuando abren su boca solo dicen palabras en contra de su propia religión y de su iglesia, y con eso demuestran lo que verdaderamente hay dentro de su corazón. Esto dice Santiago 1:26  Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.”

Aprovechemos las redes sociales para llevar mensajes de paz, de gozo, de salvación, y no para denigrar a alguien o para presentar tus propios problemas al mundo. No promuevas las palabras necias y negativas que te lleguen al oído, sabiendo que en vez de hacer bien haces más daño. Lo que escuchaste, échalo al olvido, si eso no es de edificación. Pero si lo que escuchaste edifica, y exalta el nombre del Señor, entonces proclámalo por el mundo entero.

Recuerda que el mismo Dios que nos dio la lengua, tiene el poder para hacerla frenar.

Proverbios 20:19  El que anda en chismes descubre el secreto; no te entremetas, pues, con el suelto de lengua.

Proverbios 16:28  El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos.

Proverbios 26:20  Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, cesa la contienda.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Paralítico de Betesda

Cuando La Vida Nos Presenta su Cuenta

La Caja Llena de Besos