Cuando La Vida Nos Presenta su Cuenta

Imagen
Se cuenta de un abogado que vivió en Escocia que, en una ocasión, alquiló un caballo de un hombre pobre y tanto abusó del animal que éste murió. El hombre pobre insistió en que el abogado pagara por su caballo. El abogado no negó su responsabilidad y le dijo al hombre pobre que estaba dispuesto a pagar. - Pero - le dijo - en este momento estoy algo escaso de dinero y agradecería si me permitiera aplazar el pago . El pobre labrador, que era un hombre muy comprensivo, no tuvo inconveniente en dar al abogado un poco de tiempo para cumplir con su compromiso. Ante la insistencia del abogado de no poder pagar en tiempo muy cercano, el labrador le respondió que simplemente fijara él la fecha.

Mirarse En El Espejo

Un hombre que tenía un grave problema de miopía se consideraba un experto en evaluación de arte. Un día visitó un museo con algunos amigos. Se le olvidaron los lentes en su casa y no podía ver los cuadros con claridad, pero eso no lo detuvo de ventilar sus fuertes opiniones.

Tan pronto entraron a la galería, comenzó a criticar las diferentes pinturas.

Al detenerse ante lo que pensaba era un retrato de cuerpo entero, empezó a criticarlo. Con aire de superioridad dijo: El marco es completamente inadecuado para el cuadro. El hombre está vestido en una forma muy ordinaria y andrajosa. En realidad, el artista cometió un error imperdonable al seleccionar un sujeto tan vulgar y sucio para su retrato. Es una falta de respeto.

El hombre siguió su parloteo sin parar hasta que su esposa logró llegar hasta él entre la multitud y lo apartó discretamente para decirle en voz baja: Querido, estás mirando un espejo.

*******

¿Cuántos defectos tiene la gente, y solamente lo ven en otros pero no en ellos? No lo digo por los demás, sino que también me incluyo en esto. Hay gente que piensa que ellos son los mejores del barrio, la última Coca-Cola del desierto, y que sin ellos este mundo no sería igual. Bueno, en eso estamos de acuerdo, sin gente así este mundo no sería como es ahora mismo.

No sé si usted es como yo, que le gusta observar y quedarse callado cuando escucha a otra persona criticando las faltas y defectos de otra persona. Si se fija bien podrá notar que la persona que critica las faltas de otro, sin darse cuenta, está criticando las faltas que ella misma tiene. Pero ¿Cuál es el problema? El problema es que no nos damos cuenta que nosotros somos como ellos, y avece peores.

Vemos el maltrato hacia los ancianos, hijos, padres, u otras personas, lo criticamos, ponemos a esa persona por el suelo con nuestros comentario, sin embargo no vemos que nosotros avece con nuestra forma de ser y hablar hacemos exactamente lo mismo que los demás hacen. Pero, claro, que a nadie se le ocurra compararnos con otra persona, porque entonces sí que se forma la de San Quintín.

Dios quiere que reconozcamos nuestras faltas, y no solo que la reconozcamos, sino que hagamos el esfuerzo por arreglarlas. ¿De qué nos vale criticar a los demás si estamos actuando de la misma forma? Es mejor quedarse callado, porque cuando criticamos nos exaltamos y pensamos que somos mejores que esas personas.

Vamos a mirarnos en el espejo, no en el material, sino en el de nuestra mente. Porque el espejo de nuestra mente nos muestra como somos y cuáles son nuestras faltas. Tal vez no tengamos una falta tan mala como otros, pero hay un refrán que dice que “el que no tiene dinga tiene mandinga.” ¿Para qué criticar o murmurar, si nosotros mismos no somos perfectos?

Hay quienes les gusta gritar mucho, mandar mucho, criticar mucho, hablar un lenguaje que hasta Dios mismo se tiene que apartar de su lado, pero eso no nos da la autoridad de pensar que somos mejores que ellos. Sabe Dios cuáles son tus errores.

Mírate en el espejo, y pídele a Dios que te quite o cambie todos tus defectos. Y cuando Dios lo haga, no te enaltezca, sino, dale la gloria a Él.

Lucas 14:11 Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

Proverbios 28:13  El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

Comentarios

  1. Buena reflexión siempre hay un buen momento para decir algo positivo....p

    ResponderBorrar
  2. Gracias por su comentario. La gloria es toda para Dios. Que el Señor le bendiga.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Paralítico de Betesda

Cuando La Vida Nos Presenta su Cuenta

Lo Que Piensa el Hijo del Padre